martes, 21 de octubre de 2014

El Programa Sumar se amplía

En el marco del acto de conmemoración de los 10 años del Programa Sumar, La Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, anunció el pasado miércoles 15 la ampliación de la cobertura del Programa SUMAR, con la creación del Banco Nacional de Dispositivos para cardiopatías congénitas a partir del cual se podrá tratar algunas de estas patologías sin la necesidad de abrir el tórax, y beneficiará anualmente a 400 niños, niñas y adolescentes. Además se incorpora la cobertura de otras anomalías congénitas, como la fisura de labio alveolo palatina (FLAP) –conocida como labio leporino–, pie bot y displasia de cadera.
Durante el acto en Tecnópolis, la Presidenta destacó la cobertura alcanzada gracias a los planes Nacer y SUMAR para todos los niños y niñas de 7 a 19 años, que incluye un calendario de 19 vacunas nacionales, 13 de ellas incorporadas durante la actual gestión de gobierno y la reducción de la mortalidad materno-infantil que en diez años salvó la vida a 24.000 madres y niños. En 2003 la mortalidad infantil era del 16,5 por mil y hoy está en 10,8 por mil. "Merced a estas políticas preventivas, hemos logrado estos resultados", sostuvo la primera mandataria.
Las medidas anunciadas por la Presidenta suponen una inversión del Gobierno nacional de más de 30 millones de pesos. Ambos anuncios se enmarcan dentro de los actos conmemorativos por los 10 años del Programa SUMAR, la ampliación del Plan Nacer, una iniciativa del Ministerio de Salud de la Nación que desde 2004 brinda cobertura a más de 12 millones de personas, e invierte recursos adicionales para fortalecer la red pública de atención de salud en todo el país y mejorar la calidad de atención de la población sin obra social.
El nuevo Banco Nacional de Dispositivos permitirá corregir algunas cardiopatías congénitas a través de procedimientos realizados por hemodinamia. Esta técnica segura, eficaz y efectiva, requiere solo 24 horas de internación, a diferencia de los procedimientos quirúrgicos convencionales donde los pacientes son internados de tres a siete días, necesitando cuidados especiales por la apertura del tórax. Los pacientes operados con esta técnica se reincorporan a la actividad escolar o laboral en 48 horas, a diferencia de los quirúrgicos que deben permanecer en reposo durante 15 días con internaciones prolongadas y el riesgo de contraer alguna infección.
Tras recordar que hasta 2007 había lista de espera de hasta dos o tres años para intervenciones de cardiopatías congénitas en niños, la Presidenta sostuvo que "hoy, no tenemos ningún niño en la República Argentina esperando para que lo operen del corazón".
Con la creación de la Red Federalpara la atención y seguimiento de anomalías congénitas coordinada por el Registro Nacional de Anomalías Congénitas (RENAC), a partir de ahora,los 400 niños que nacen al año con FLAP, así como los 250 niños con pie bot y 590 niños con displasia congénita de cadera, recibirán atención integral para estas patologías y en el caso de los chicos ya diagnosticados, se trabajará para  disminuir la lista de espera de cirugías. Estas patologías no diagnosticadas y tratadas a tiempo son causa de discapacidades crónicas motoras, fonéticas y secuelas estéticas que repercuten en el potencial de desarrollo de los pacientes afectados, sus familias, los sistemas de salud y la sociedad.
Anunciado el 15 de octubre de 2004 por el entonces Presidente de la Nación Néstor Kirchner, el Plan Nacer –antecesor del SUMAR– comenzó a implementarse en las provincias del norte argentino, por ser las que presentaban los índices socio-sanitarios más desfavorables del país.
Gracias a los resultados conseguidos, la cobertura del programa se fue ampliando, incorporando las cirugías de cardiopatías congénitas en 2010, el tratamiento de patologías prevalentes en 2011, y la cobertura perinatal de alta complejidad en 2012. En agosto de ese mismo año el gobierno nacional amplió la cobertura del Plan Nacer a los niños/as de 6 a 9 años, adolescentes hasta los 19 años, y mujeres entre 20 y 64 años, sin cobertura explícita de salud, dando inicio al Programa SUMAR.
El Programa SUMAR refuerza la cobertura universal pública a través de servicios de salud para la población objetivo y aportando recursos adicionales a través de una modalidad innovadora de financiamiento basado en resultados. Se propone principalmente contribuir a la disminución de la mortalidad materna e infantil; profundizar en el cuidado de la salud de los niños en toda la etapa escolar y durante la adolescencia; y mejorar el cuidado integral de la salud de la mujer, promoviendo controles preventivos y buscando reducir la muerte por cáncer de útero y de mama.
En estos 10 años el Plan Nacer/Programa SUMAR, a través de una modalidad innovadora de financiamiento basado en resultados, incluyó a más de 12 millones de personas. Se realizaron 13 millones de controles de salud de niños de 0 a 5 años, 4 millones de controles prenatales, 200 mil ecografías obstétricas, 500 mil tomas de Papanicolaou, 625 mil controles de salud para mujeres de 20 a 64 años, 530 mil controles de salud reportados para los adolescentes de 10 a 19 años, 6.749 cirugías de cardiopatías congénitas y 1,7 millones de actividades comunitarias. Todos estos logros fueron posibles con una inversión de más de $2.500 millones en todo el país y con un fuerte compromiso de toda una red de personas que confían en el sistema público de salud.

Más inversión y equipamiento

La Presidenta repasó además la ampliación de la inversión de la Nación en las Provincias para garantizar las prestaciones del SUMAR. Desde el mes de julio pasado, el Programa SUMAR aumentó la inversión en las provincias en un 180 por ciento, lo que implicó el giro de $1.500 millones adicionales para el período julio 2014 - diciembre 2015.
El Programa SUMAR se destaca por incluir en su diseño un esquema innovador de financiamiento basado en resultados mediante el cual la Nación acuerda con las Provincias el logro de metas de Salud para su población. Este esquema general de financiamiento por resultados contempla transferencias desde la Nación a las Provincias, a través de una cápita que se ajusta por desempeños de un conjunto de indicadores que hacen a los objetivos del Programa.
Cabe destacar que todas las provincias recibieron equipamiento para fortalecer sus redes de diagnóstico y tratamiento con una inversión total de 35 millones de pesos. El equipamiento comprende 41 Ecocardiógrafos Doppler color portátil, 11 Monitores multiparamétricos y de transporte, 16 cajas para cirugía, 5 bombas de circulación extracorpórea, y 21 bombas de infusión a jeringa. Además, se distribuirán respiradores, mesas de anestesia, oxímetros de pulso, cardiodesfibriladores con monitor, entre otros.